Los montacargas se utilizan para trasportar cargamentos de un lugar a otro, se suelen utilizar en distintos lugares, como en centros comerciales, distribuidoras, centrales e incluso en las construcciones.

Estos vehículos motorizados y preparados para un conductor tienen distintos modelos. Éstos se dividen por clases, tipos de motor e incluso tipo de actividad.

Estos son los tipos de montacargas más utilizados:


1. Contrabalanceados: éstos son los equipos más comúnmente utilizados porque funcionan para todo tipo de manejo de materiales. Son un equipo sencillo cuyas características son un par de cuchillas para las cargas pesadas y objetos voluminosos.

2. Triciclos contrabalanceados: como su nombre indica son montacargas de tres ruedas y son ideales para pasillos angostos, pues cuentan una fácil maniobrabilidad para espacios pequeños.

3. Montacargas reach: éstos se utilizan para levantar cargas a una elevada altura. Son perfectos para almacenes y bodegas que almacenen distintos productos.

4. Patines hidráulicos: éstos no necesitan energía eléctrica para funcionar y trabaja con una bomba que funciona de manera manual y que sirve para levantar los objetos.

5. Patines eléctricos: éstos son una versión de un patín hidráulico que sí utiliza energía y que mejoran la funcionalidad de un patín hidráulico.



    Asimismo, dentro de estos tipos de montacargas, se pueden identificar dos grandes grupos, según el motor que utilicen:

    1. Eléctricos: los montacargas de este tipo funcionan gracias a que tienen baterías de ácido y plomo y tienen una duración de hasta ocho horas.

    2. Combustión: los motores utilizados en este tipo de montacargas no utilizan baterías, sino que utilizan biodiesel o nafta.