Los montacargas se utilizan para trasportar cargamentos de un lugar a otro y se suelen utilizar en distintos lugares, como en centros comerciales, almacenes, distribuidoras, centrales e incluso en las construcciones.

Nosotros te damos cinco razones por las cuales sí adquirir uno más montacargas

  1.  Fácil acceso a lugares estrechos: la maquinaria tipo montacargas son perfectos para pasillos estrechos, ya que su estructura y tamaño les permite caminar sobre el interior de un almacen.
  2. Mayor orden: un almacen sin orden no es útil, por ello los apiladores (tipo de montacarga) permiten apilar productos y así aprovechar de mejor manera el espacio.
  3. Fácil descarga: en procesos donde es necesario descargar material o productos de un camión facilitará la descarga y hará que las jornadas de trabajo sean más eficaces.

¿Qué montacargas debo adquirir?

Estos vehículos motorizados y preparados para un conductor tienen distintos modelos. Todo montacargas cuenta con: mástil, horquillas y carro portahorquillas.

1. Mástil: son el conjunto de canales y pistones que elevan la carga de un montacargas. Esta pieza se encuentra en todos los montacargas (excepto en los de clase 3 y 6). A su vez este mástil cuenta con: canales, soportes, portahorquillas, seguros de horquillas y horquillas
2. Horquillas: éstas son piezas del montacargas que sostiene la carga. Son básicamente 3 tipos: Order Picker, Tipo barra, Estandarizadas por ITA de clip.
3. Carro portahorquillas: éste es el soporte de las horquillas. También son llamados “falsos portahorquillas” e incrementan el ancho del portahorquillas y no están hechos para sostener el peso de la carga, solamente para darle estabilidad a las cargas largas.
    Quizá te interese: tipos de montacargas